El mueble forma parte del patrimonio cultural y natural de nuestra sociedad. Su conservación es primordial para su estudio, evolución y difusión. Tomar consciencia de su valor permite colaborar en la construcción de un mejor escenario global ante la preocupación por el futuro del planeta. Tanto es así que diversas organizaciones y entidades ya han desarrollado extraordinarias iniciativas que contribuyen a este avance social, como son la New European Bauhaus, ideada por Ursula von der Leyen o el European Forest Institute, que precisamente ha escogido Barcelona para ser la Ciudad Europea del Bosque 2022 a través de su conferencia anual. Igualmente, también está presente la Estrategia para el Desarrollo Sostenible de Catalunya de la Generalitat que destaca el fomento del uso eficiente de los recursos naturales para minimizar el impacto sobre el medio ambiente. En este contexto, la Asociación para el Estudio del Mueble se suma a colaborar en la búsqueda de soluciones y en la ayuda a la sensibilización de la población. La Asociación está convencida de que la mirada a la madera y el mueble es un buen camino para conseguirlo.
Activar la memoria individual y colectiva a través del mueble
Buscar soluciones y sensibilizar a la población
Reaprovechar los muebles ya construidos
Diseñar de manera sostenible
La pieza más sostenible es aquella que no necesita ser sustituida.

M.P.

El proyecto Madera – Mueble – Sostenibilidad
pretende difundir el término sostenibilidad a través del mueble antiguo y contemporáneo, generando diálogos entre patrimonio artístico y patrimonio natural:

  • El mueble hecho de madera es depósito de CO2.
  • Reutilizar el mueble ahorra materia y energía.
  • El mueble del pasado nos activa la memoria individual y colectiva y nos da bienestar
  • El mueble antiguo puede ser modelo para nuevos proyectos sostenibles.


Se trata de una nueva manera de proteger el patrimonio cultural, relacionándolo con el patrimonio natural. Es en este punto donde la Asociación para el Estudio del Mueble centra sus esfuerzos en establecer lazos entre madera y mueble a través de los objetos naturales que el patrimonio cultural preserva. Esta nueva mirada a piezas de madera de la memoria histórica contribuirá al reaprovechamiento de los muebles ya construidos por otras generaciones y al diseño, necesariamente sostenible, de muebles actuales.

El proyecto tiene una duración de tres años durante los que se organizarán actividades diversas: cursos, talleres, visitas, exposiciones…

 

Los públicos principales del proyecto son:

  • Jóvenes sensibles a los problemas medioambientales
  • Estudiantes de diseño, carpintería y humanidades
  • Arquitectos y diseñadores, también de otros países de Europa
  • Personas con incapacidad visual


El proyecto cuenta con la colaboración del Museu del Disseny de Barcelona en el marco de la exposición Toquemos Madera! Diseño, madera y sostenibilidad (octubre ’22 – enero ’23).

Hay que decir que en la actualidad se pueden encontrar muebles de siglos pasados que, en la mayoría de los casos, pasan desapercibidos o no se les da la importancia que realmente tienen. Casas de subastas, anticuarios o mercados públicos como el Mercat dels Encants de Barcelona ofrecen mobiliario antiguo a precios más que asequibles para su valor histórico. Estas piezas antiguas  aún son buenos muebles útiles que en la vida cotidiana  pueden ser empleados para cualquier servicio y en cualquier espacio.

La investigación, la conservación y la difusión del mueble de madera del patrimonio catalán estarán presentes durante todo el desarrollo del proyecto a través de las diversas actividades que la Asociación organizará durante estos dos años y que tendrán impacto local e internacional.

Con el apoyo del Departamento de Cultura: